Por Rodríguez-Busto JC (Embajador del Reino de Wikonga en Colombia)

“¡Viva el Rey! ¡Abajo el mal Gobierno!” Esta era la arenga política que se escuchaba hace más de doscientos años en las empedradas calles, no solo de la antigua Santa Fe de Bogotá, capital del extinto Virreinato de la Nueva Granada, o en voz de los Comuneros en la antigua y señorial villa del Socorro (1781). Recordemos que este grito de “mal gobierno” resonó también al unísono en otros reinos de Ultramar como la “ciudad celestial”, Quito (1736 y 1765) o en Chuquisaca (1808), la antigua Villa de La Plata, capital de Nueva Toledo, y, si mal de memoria no estamos, creemos recordar que también en Nueva España se escuchó el grito: ¡Viva el Rey! ¡Abajo el mal Gobierno!

Hoy, doscientos años después y más de la llamada y panfletaria Libertad, Fraternidad e Igualdad, de estos tintineantes y altisonantes “gritos” con los cuales dicen algunos historiadores que se dio inicio a los procesos de “in-dependencia” de los Virreinatos de Ultramar: Nuevo México, Nueva Granada, Perú, Mar del Plata, tan sólo nos queda el ingrato testimonio de un pasado abolido, el malvivir de un presente propio de sucesivos malos gobiernos y el amargo recuerdo de haber traicionado y permitido traicionar al Rey, Nuestro Señor: delito de Lesa Majestad.

¡Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa!, por la nuestra, por la mía culpa y por la de mis antepasados, quienes no supimos defender y ser fieles a la corona real, digo y repito, una y otra vez, por mí, por ellos, por vosotros y por todos nosotros: ¡mea culpa!

¿Por qué hoy, doscientos años después y más, no reina el Rey en sus reinos, y sí, por el contrario, el mal gobierno extiende sus pestíferas redes, explotando y destruyendo la dignidad de generaciones y generaciones de españoles? Esta es una pregunta que me asalta continuamente tanto en el sueño como en la vigilia.

Si les preguntásemos a los oportunos políticos, siempre prestos éstos a pescar en ríos revueltos y a enturbiar el prístino espejo de las aguas, o aunque nadie les preguntara, porque en su naturaleza perruna siempre está el meter donde no se les llama sus apestosos hocicos, éstos nos responderían con sonriente arte de retórica, que la separación (perdón, la Independencia) de los reinos (perdón, de las colonias) y el abjurar de la fidelidad a la Corona (perdón, al tirano) fue, es, ha sido y será siempre la mejor solución que nuestros “Libertadores” (las comillas son mías) encontraron para solucionar todos los problemas “nacionales” que nos asaltan, y que por demás, -continuarían perorando- si hoy aún nuestras repúblicas siguen arrastrando problemas -llámense económicos, políticos o sociales- todos éstos han sido -afirmarían categóricamente- y desde siempre, culpa de España. 

¡Y el pobre Juan de Dios!, ingenuo e incauto como insecto sin memoria, 

día tras día, votación tras votación, se piensa, luego existe, como alimento de araña…

¡Majestad, la verdad no reina en vuestros reinos!

¡Majestad, la mentira los ha invadido todos!

Hoy, doscientos años después y más, cuando en pleno corazón del reino celebramos el 35º Aniversario de la Coronación de S.M. Juan Carlos I, Rey de España (¡España tiene Rey y el Rey tiene España!), os invito a brindar, a todos los españoles, a todos los que se sienten hijos de la Madre Patria, por el Rey Coronado de España, Señor de todos los españoles, por el Rey Juan Carlos I, Señor de todos los que nos sentimos hijos de España y, más aún, y ¿por qué no?, también de aquellos que no se sienten españoles, sin Madre Patria alguna, pero de pronto sí, y ¡cómo no!, seguramente con varios padres, y de la patria, diciendo a coro y conjuntamente:

                       ​

¡Viva el Rey! ¡Abajo el mal Gobierno!  

22 de noviembre de 2010

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s